Pedro Pires: punto de cruz y feminismo

La visión del diseñador cordobés Pedro Pires es una equilibrada combinación del estilo urbano con el romántico, primando la comodidad ante todo. Acaba de lanzar ‘Beatriz’, un delicado despliegue de crochet, transparencias y tonos neutros que se respaldan en tintes femeninos pero, sobre todo, feministas.

pedro-pires

El estilo personal de Pires es “urbano y funcional, cómodo ante todo”. Lo suyo no es preocuparse por las mañanas de qué se va a poner, por eso los básicos son su predilección, con un armario lleno de “un buen puñado de camisetas blancas, cazadoras básicas y pantalones vaqueros”. Lo contrario al de su firma, la cual es funcional, “pero también romántica, elegante y con toques deportivos”. Dice de sí mismo que no pertenece a su público objetivo, “pero adoro ver mis prendas en los demás”.

El diseñador cuenta con 4 colecciones: ‘Ofelia’, su “niña bonita”, y la primera de todas. Se inspiró en su visión “más romántica de la muerte y en el personaje de Hamlet, que se suicidó al ver que su vida estaba arruinada”. ‘Cheira a Lisboa’ es un homenaje a sus orígenes paternos, Portugal, “una tierra que también siento como mía”. Es una colección tanto para hombre como mujer con referencias muy deportivas y juveniles pero con los colores de las fachadas lisboetas. Las últimas dos, ‘Bamboo Banga’ y ‘Maps’, “fueron unas colecciones cápsula, que presento normalmente en verano, dirigidas directamente a la venta porque son más comerciales y fáciles de llevar”.

ofelia
Ofelia

‘Beatriz’, la última colección que acaba de lanzar para el otoño/invierno 2017, representa “la importancia de la herencia genética y cultural, que sobre todo en ambientes rurales sigue pasando de generación en generación”. Las labores de ganchillo, punto, crochet o punto de cruz son el reflejo “de la sangre que corre por las venas de madres a hijas”.

Es una colección con tintes femeninos, “pero sobre todo feministas, ya que simboliza el lugar oculto pero crucial que ocupaban las mujeres en las grandes familias de la Andalucía rural de mediados de siglo”. La madre de su madre, “matriarca de mi familia”, pone nombre a esta colección, la cual se alza como un trabajo “que mira al pasado pero que continúa en la línea actual y romántica con la que me gusta trabajar”.

Beatriz
Beatriz

Sus prendas, que beben de “obras de pintores prerrafaelitas como Alma Tadema; la literatura romántica de Rubén Darío; o películas como El Lago Azul y Las Vírgenes Suicidas”, atraen por una elegante limpieza de formas y un trabajado minimalismo. Por ello, Pires define a su cliente como una persona “elegante pero atrevida a la vez”; que necesita poco para llamar la atención y encuentra diversión en los estilismos más casuales. Suele cubrir los encargos trabajando solo, pero en temporada alta de bodas – y otras ceremonias – o desfiles, “cuento con diferentes talleres de confección que me echan una mano”.

Una ingeniosa forma de entablar una relación más cercana con su cliente es a través de mercados de diseño, los cuales ve perfecto “para conocer personalmente al cliente; saber lo que le gusta, si aprecia la calidad, qué tipo de producto o prenda funciona mejor… Es un estudio de mercado de tú a tú muy interesante”.

Cheira a Lisboa
Cheira a Lisboa

El nombre de Pedro Pires ya va sonando, especialmente en el panorama andaluz. Lleva una corta trayectoria, pero muy intensa: en 2014 presentó su primera creación nupcial en el certamen Novia del Sur 2014, recibiendo la Mención Especial por parte del jurado; ‘Cheira a Lisboa’ también obtuvo la Mención Especial en el Certamen Regional de la Asociación de Creadores de Moda (ANDE); y en 2015 quedó entre los diez finalistas del Certamen de Diseñadores Noveles de Andalucía, gracias a su última colección ‘Beatriz‘.

En un contexto de “increíble talento” que se está viviendo actualmente de mano de jóvenes diseñadores españoles, Pires espera hacer crecer su firma a nivel nacional y dar a conocer su nombre “en las principales plataformas del país, e incluso trabajar antes en otras firmas ya consolidadas para aprender lo máximo posible de los profesionales”. Sin embargo, ante todo “me gustaría, sencillamente, poder vivir de lo que me gusta”.

pedro-pires-2

Deja un comentario